La ansiedad es una respuesta lógica y normal de nuestro cuerpo ante una preocupación o amenaza. Es un mecanismo de defensa natural del ser humano que se produce para su propia supervivencia. El problema reside cuando este mecanismo es de larga duración o fuera de control en proporción con las circunstancias que lo acontecen.

El primer paso es aceptar que tienes ansiedad y que, si quieres, puedes trabajar para aceptarla y superarla.

Existen distintos medios para superar el estrés y la ansiedad, dependiendo del grado, a base de técnicas de psicoterapia, medicación o alternativas naturales.

El Yoga y la Meditación están incluidas dentro de esas alternativas naturales como terapias naturales si las practicas de manera habitual.

¿Cómo puede el Yoga combatir el estrés y la ansiedad?

  1. Aumenta tu autoestima – La práctica de yoga te ayuda a sentirte mejor contigo mismo aceptando tu momento presente.
  2. Te enseña a respirar – El correcto control de la respiración, parte fundamental del yoga, ayuda a controlar el cuerpo y aquietar la mente.
  3. Mayor energía – La combinación de asanas (posturas) con la respiración, activan nuestro sistema nervioso proporcionando mayor vitalidad al cuerpo.
  4. Atención al momento presente – Te ayuda a observar tu realidad desde otra perspectiva.
  5. Purifica la mente – Al ejercitar la mente, los pensamientos negativos se desvanecen y aparece una mayor limpieza y claridad.
  6. Equilibrio y estabilidad – El equilibrio físico proviene de un equilibrio mental que se consigue como consecuencia de una práctica continuada.
  7. Mejora la calidad del sueño – Gracias a la sensación general de bienestar que ofrece la práctica de yoga, permite que el cuerpo y mente se relajen, lo que propicia que podamos dormir bien.
  8. Combate enfermedades – La práctica de Yoga puede ayudar a combatir los síntomas de enfermedades crónicas como el dolor, el asma, artritis, enfermedades cardíacas y presión arterial alta.
  9. Mejora la concentración – Se aprende a focalizar y centrar la mente dejando a un lado los estímulos externos o pensamientos perturbadores.

Ahora que conoces algunos los beneficios que proporciona la práctica de Yoga, ¡anímate a ponerlos en práctica y dile adiós a la ansiedad!

Añade tu comentario

Este sitio utiliza Cookies necesarios para un funcionamiento optimo de la pagina. Si continuas navegando estas aceptándolos.    Más información
Privacidad